martes, 20 octubre 2020

Coincidencias

El 25 de octubre de 1938 por primera vez en nuestro país, triunfó una coalición de izquierda en las elecciones presidenciales. Hasta entonces, sólo habíamos conocido mandatarios representando el privilegio de unos pocos. Pedro Aguirre Cerda fue electo en representación del Frente Popular, coalición encabezada por el Partido Radical, Partido Comunista y Partido Socialista. El proceso de transformaciones que se inició con esta elección implicó el paso definitivo de Chile al siglo XX, paradójicamente, casi al entrar a la quinta década del siglo. El país se industrializó, surgieron las grandes empresas estatales a cargo de los recursos estratégicos y le educación pública, laica y  gratuita, fue el lema y estandarte de ese primer gobierno de colación popular.

El 25 de octubre del año pasado, más de un millón 200 mil personas en Santiago y otras miles en regiones dieron la señal política más potente desde las marchas contra la dictadura y las concentraciones masivas en favor del NO. La Plaza Italia se repletó de gente con banderas, con pañoletas de colores, con una cacerola y una cuchara se juntó en «La marcha más grande de Chile», expresando su descontento en las calles contra el modelo económico neoliberal vigente durante cuarenta años. Nacía Plaza Dignidad.

Y será un nuevo 25 de octubre, el de este 2020, cuando tendrá lugar el plebiscito destinado a sepultar la Constitución de Pinochet. Tenemos todas y todos, la oportunidad histórica de abrir y una nueva etapa para nuestro país, empujando nuevamente el proceso de transformaciones o mejor dicho, reposicionando a Chile en el lugar del que nunca debió haber abandonado.

Octubre ha sido un mes favorable en la historia de Chile y eso que habría que agregar otras fechas de octubre como la del 5 del año ‘88 pero eso es otra historia.

Visto así, termino estas líneas con el deseo de una victoria histórica en el plebiscito por una nueva Constitución. Que sea un buen 25 de octubre para todas y todos. Espero que esta primavera no sea el fracaso de mi titulación como pitonisa 2020.

 1,450 total views,  24 views today

Periodista, magíster en Antropología y Desarrollo, diplomada en estudios de crítica de cine y edición de textos. En el ámbito profesional, ha desarrollado por más de siete años la docencia universitaria en temas de comunicación oral y escrita. Curiosa intelectualmente, interesada en el acontecer sociopolítico del país y del mundo. Mujer, madre, compañera y opinante. Verónica ( Santiago, 1975) se incorpora a Dystopia porque cree fervientemente en el debate y en abrir espacios de diálogo entre los ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *