domingo, 12 julio 2020

GUASASAPO, COOPERATIVA ABIERTA

GUASASAPO es una cooperativa de arte y producción artística originada el 5 de junio de 2015 a través de una convocatoria abierta a cualquier persona interesada en construir un espacio de desarrollo artístico, político y social que fuera autónomo, fraterno-sororal y democrático. Nuestra característica es ser una cooperativa abierta, esto es, cualquier persona que desee hacerse parte se hace parte inmediatamente sin ningún tipo de proceso de selección, requisitos ni condiciones. Tan sólo debe manifestar su intención de pertenecer a la cooperativa y trabajar mancomunada e igualitariamente con el resto de sus compañeras y compañeros.

En el inicio partimos reuniéndonos por medio de asambleas semanales en las cuales reflexionábamos y coordinábamos el trabajo que nos interesaba desarrollar. Comenzamos con ideas de proyectos artísticos que cada cual traía al espacio y que a través de un trabajo mancomunado lográbamos constituirlos como cosas concretas y materiales. Pero todo el trabajo de los proyectos iba directamente conectado con el espíritu del cooperativismo y los modos de relación que mediante las discusiones en asamblea construíamos para nuestro espacio productivo. Es así como los primeros dos años nos juntábamos en plazas públicas o centros culturales abiertos a trabajar, posterior al horario del sistema laboral actual.

En esta primera fase de la cooperativa asentamos las bases de nuestro espacio político y artístico. Creímos que la manera de poder incidir políticamente en el quehacer artístico se desprendía de la necesidad de formular relaciones de producción diferentes y que el resultado-objeto de nuestro trabajo no era donde se fraguaba lo político sino más bien en lo anteriormente mencionado. Es por esto que entramos de lleno a disputar el espacio de las unidades de producción artísticas tales como colectivos o de matriz individual, presentando una forma diferente de trabajar desde lo abierto y lo heterogéneo, entendiendo el cooperativismo como la vía de construcción práctica que toma partido contra el sistema capitalista que nos rige.

Actualmente GUASASAPO, en términos formales, consiste en un espacio desarrollado por medio de asambleas semanales llevadas a cabo los lunes a las 19:30hrs y que en su orgánica cuenta con dos tipos de miembros: miembros activxs y miembros pasivxs. Los miembros pasivxs son aquellos que por coyuntura o cualquier otro motivo personal deciden participar sin obligatoriedad de las labores productivas de la cooperativa, esto es, participación semanal en la asamblea y ser parte de la coordinación de los estamentos. Los miembros activxs son aquellos que sí detentan la responsabilidad de asistir a todas las asambleas semanales y asumir roles de coordinación para el desarrollo del trabajo común. Los roles de coordinación de los estamentos son delegados por medio de un sorteo anual, cumpliendo con el principio de rotatividad. Esto, con el fin de que todxs lxs miembros aprendan a desarrollar todas las herramientas y tareas del funcionamiento de la cooperativa, siguiendo nuestros principios de igualitarismo y horizontalidad. Los estamentos de nuestra cooperativa, son:

  1. Autoeducación: bajo el principio de que toda educación debe ser horizontal y compartida, sin fines de lucro y que no hay tal cosa como un sentido de autoridad o un tipo de saber a transferir de una parte a otra sino que una enseñanza y aprendizaje mutuo, este estamento se preocupa del desarrollo y puesta en práctica de talleres gratuitos a la comunidad, de los talleres internos para compartir saberes prácticos entre lxs miembros de la cooperativa, del autocuidado –que considera el cuidado emocional y físico de cada miembro y de estado de las relaciones colectivas de la cooperativa, fomentando estas por medio de actividades sociales comunes de recreación–, y del espacio llamado taller de obra que es donde desarrollamos el trabajo creativo una vez a la semana en horario definido en cada asamblea. Todo esto está contenido en lo que nosotros entendemos por autoeducación: un espacio para educarnos y fomentar nuestro saber práctico de manera mutua desde lo técnico y creativo hasta lo emocional.
  2. Generación de fondos: bajo el principio de la autogestión, este estamento se preocupa de coordinar el trabajo para generar fondos para los diversos proyectos de la cooperativa y sus gastos operacionales.
  3. Política y relaciones externas: bajo el principio de desarrollar una política comunitaria-territorial y de vinculación con luchas afines, este estamento se encarga de coordinar la vinculación con espacios productivos, políticos, territoriales y de otros diferentes tipos. También el coordinadorx es el representante de nuestra cooperativa en la Federación de cooperativas de trabajo TRASOL, de la cual somos parte.
  4. Propaganda y redes sociales: bajo el principio de comunicar nuestro quehacer y visibilizar nuestra lucha y trabajo, este estamento tiene como responsabilidad coordinar lo referido a las campañas masivas de propaganda y al uso de las redes sociales de nuestra cooperativa.
  5. Tesorería y administrativos: bajo el principio de una administración pública y transparente, este estamento se encarga de llevar los balances de gastos e ingresos con los que cuenta la cooperativa, además de representarla en espacios legales y ante la institucionalidad vigente.
  6. Secciones de producción: bajo el principio de que una cooperativa es un estamento productivo que debe aspirar a la autonomía económica del valor creado a través del trabajo, este estamento tiene como fin coordinar los planes para lograr hacer de nuestra producción una verdadera fuente de sustento para todos sus miembros. Como secciones de producción actualmente hemos desarrollado un servicio de almuerzos vegano llamada la Comedora GUASASAPO, un área para prestar servicios audiovisuales y una última destinada al diseño y la impresión gráfica.
  7. Sede GUASASAPO: bajo el principio de insertarnos en un territorio y lograr construir política y comunidad desde ese espacio social, este estamento consiste en coordinar todo lo que tiene que ver con la sede de la cooperativa: el espacio de trabajo, el arriendo o préstamo del espacio para fines determinados, el aseo, los arreglos y pagos de cuentas, además de recibir a quienes nos escriban y se interesen en visitar el lugar para conocernos.
  8. Editorial: bajo el principio de crear espacios materiales de desarrollo social, este estamento se preocupa de coordinar todo lo relacionado con la editorial de la cooperativa destinada a la publicación de libros, cuadernos, informativos y otros tipo de publicaciones.

 

 

Actualmente somos 10 personas miembros de la cooperativa, provenientes de distintos territorios de Santiago y Chile, como también de distintos intereses, oficios, disciplinas y culturas políticas. En diciembre arrendamos un espacio en el barrio Matta Sur, en la calle Tocornal cercana a la plaza Bogotá, el cual levantamos cada mes mediante el un trabajo de autogestión de recursos.Nos consideramos una cooperativa con una identidad anticapitalista, antimachista, antiespecista y antipedagógica –entendiendo lo pedagógico como la enseñanza de un detentor de saber a uno sin éste, vertical por tanto– comprendiendo su respuesta por el trabajo enfocado a una economía social igualitaria, promoción y respeto de una identidad de género diversa, con una visión animalista y de cuidado del medio ambiente, y de la concepción de una educación gratuita, compartida y horizontal. Consideramos esta identidad como un horizonte a alcanzar a través de nuestras prácticas comunes y del trabajo material concreto de manera progresiva hacia el avance de una mejor sociedad.

Seguimos recibiendo constantemente a interesadxs en hacerse parte de la cooperativa y exponemos nuestro deseo de que gente interesada en este proyecto se acerque a conocerlo para hacerse parte en su construcción común.

  

Un arte revolucionario: ¿las artes como organización de la producción?

GUASASAPO arte y producción_ Cooperativa abierta

 

UNO.

Se nos solicitó escribir un artículo como GUASASAPO, cooperativa abierta de arte y producción. Ante tal requisito, esta solicitud se llevó por el conducto correspondiente: se presenta en asamblea y se determina responder, antes de cualquier filiación o asociación, como lo hacemos siempre, que vendría a ser, consultando lo siguiente:

1. ¿Tiene su proyecto un fin, posición, misión o similar de carácter político? Si es así, que cuéntenos en detalle sobre éste.

2. ¿Cómo se financia su proyecto?

3. ¿Qué tipo de aporte les gustaría que nosotros hiciéramos en términos de contenido?

 Una vez recibida la información se decide en asociarse o no, basándonos en la información aportada y considerando nuestros principios identitarios como cooperativa, basados en la construcción cultural autodeterminada de nuestro espacio.

 

DOS.

Las artes en un sentido general siempre han transitado el camino de lo disciplinar, lo técnico y lo estético. Si bien la mención de estos tres aspectos no son una categorización excluyente que separa en ámbitos una de otra –sino más bien contiene una a la otra desde distintos puntos de vista, de cierta manera orgánica– podríamos acudir a una cierta tradición occidental de pensamiento para diferenciar y delimitar áreas y funciones mediante conceptos. Por ello es que el resultado de este tránsito deviene siempre en una cuestión en último grado: ¿qué es el arte?. Tal pregunta es a su vez la materialización de una derrota cultural, afincada en el establecimiento totalizante de preceptos provenientes de una larga tradición originada en una zona acotada geográficamente: Europa. Y el recurso de la interrogación, –cosificando, separando y definiendo– una herramienta de construcción subjetiva y de mundo.

Lo predominante, en cualquier tipo de efecto material y concreto sobre cualquier índole, es la potencialidad de pasar de una arquitectura determinada a la construcción concreta y material de esta. Predomina aquello que deviene hábito, tras un trazado inicial con pretensión de constructo material. Sin entrar a hacer una ligazón causal entre términos podemos entender a partir de esto la mecánica detrás de la producción de un cierto sistema conceptual, económico-social, epistemológico, cultural y, por qué no decirlo también en su especificidad, estético.

Considerando una parte de lo que la historia del arte –como constructo ya previamente diseñado bajo cierta arquitectura determinada– nos cuenta, podemos tomar como ejemplo la simplificación de su concepto como un cierto proceder, que da ciertos resultados adscritos a ciertas condiciones que hacen posible coronar algo dentro de esta categoría. Siguiendo esta simplificación se puede comprender fácilmente los conceptos binominales forma/contenido y contemplativo/productivoque siguen, hasta el día de hoy, prefigurando el campo. Las diferentes narrativas construidas a través del dispositivo de la disputa (vía retórica y objetual [mercancía]) han ido desarrollándose fértilmente por medio de esta arquitectura. Por ejemplo, basándonos en una cuestiónde grado menor o derivado –ya que debe lograr primero una definición en grado mayor: qué es el arte–: ¿qué es el arte revolucionario? = es (a través de; ontológicamente; productivamente; etc.) forma o contenido; contemplación o producción, y con esto algo así como la medida de lo que esencial o cualitativamente es realmente revolucionario. Es, por un lado qué vía y por otro lado qué produce en términos satisfactorios el cumplimiento de tal concepto.

Las revoluciones culturales si bien, siguiendo la arquitectura expuesta, pueden entenderse como la ruptura de lo nuevo para con lo viejo, también pueden entenderse como la dinámica misma de la expresividad. Entendiendo dinámica como un proceso sin comienzo ni final, sin dirección ni objetivos, incluso sin historicidad alguna –entendiendo la historicidad como tradición, pero también en tanto historicidad pura–. Así como la luz es a la vez onda y partícula, una revolución es quiebre y continuidad. En sentido sucesivo: una con la anterior, pero ya sin ningún sentido de progresión. Hablamos de un sentido orgánico del movimiento: ni para arriba o para abajo, ni hacia adelante o hacia atrás. Movimiento amebeótico, y movimiento al fin.

La paradoja del arte y el artista es que éste se ha desarrollado al alero del mercado: la fuente de sustento de los artistas han sido los objetos plásticos que han creado y, por tanto, su estructuración como tales deviene del éxito de estos como capital económico-social. Si el arte pudiésemos entenderlo como expresividad humana, esto es, libertad para experimentar y expresarse como se desee, el asociar el sustento económico productivo a la producción de objetos (determinados unos y otros, subyugados por el éxito en el mercado de estos) contradice directamente el espíritu de lo primero. El arte actual derivado del sistema económico capitalista consiste en un mercado maniobrado a través de la oferta y de la demanda (un tipo de oferta y un tipo de demanda prefigurada culturalmente) en donde se insta la producción de autores con ciertos temas a desarrollar, ciertas técnicas amaestradas y con cierto relato desarrollado. El éxito de uno significa que ha podido posicionarse eficazmente en el mercado ofreciendo un producto (considerándose a sí mismo como parte de éste) único, que se ampara en la diversidad de ofertantes, bajo criterios cualitativos culturales del capitalismo. Por tanto ¿cómo tener la autonomía de decidir expresarse como uno desee si el sustento diario depende de llevar a cabo con éxito este programa laboral?

El arte revolucionario ya no viene de las artes como organización de la producción en el sentido de organizar determinada producción de cierta manera con fines sociales y políticos determinados, ni de la pregunta ¿qué producir?Más bien la revolución es un cierto modode construcción práctica. Es en este sentido modal donde se puede comprender las relaciones productivas –sus matrices, sus estructuras y arquitecturas– con preeminencia hacia un cierto tipo de productividad. No decimos ya que la revolución es un lugar a alcanzar, ni adscrito a un cultura histórica o un contenido determinado sino más bien un modo de hacer. Basado en la constante crítica y revisión colectiva de los procesos y del disputar los propios límites culturales devenidos de tradiciones que, componiendo lo que somos, podemos (si queremos) a través de la práctica (sólo colectiva, agregaríamos), subvertir.

 

http://www.guasasapo.cl/ESP/

 19,156 total views,  3 views today

GUASASAPO es una cooperativa de arte y producción artística originada en el 5 de junio de 2015 a través de una convocatoria abierta a cualquier persona interesada en construir un espacio de desarrollo artístico, político y social que fuera autónomo, fraterno-sororal y democrático. Nuestra característica es ser una cooperativa abierta, esto es, cualquier persona que desee hacerse parte se hace parte inmediatamente sin ningún tipo de proceso de selección, requisitos ni condiciones. Tan sólo debe manifestar su intención de pertenecer a la cooperativa y trabajar mancomunada e igualitariamente con el resto de sus compañeras y compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *