domingo, 12 julio 2020

SOBRE LA CIUDAD

Nota del editor: Seguimos esta primera edición con un lujo y un honor, como es contar con el apoyo, beneplácito y colaboración de un maestro y una de de las grandes eminencias de la arquitectura nacional y latinoamericana, Osvaldo Cáceres Gonzalez. Quien entre sus múltiples actividades se ha hecho un espacio para darnos parte de su necesaria visión de la realidad de la ciudad Chilena. Se ha ganado sin duda el derecho a transitar con total libertad por diferentes temáticas que hoy nos importan.

En las décadas del 40 y 50 del siglo pasado el tema principal era la vivienda, los déficits habitacionales que en nuestro proyecto de título llegaban a 400.000 viviendas. Que curiosamente según información que tenemos ahora es el mismo. Claro que con 15.000.000 cuando en esas décadas no éramos más de 8 a 10 millones los habitantes del país. Ahora el tema es la ciudad, las ciudades que vivimos y recorrimos.

Vivimos en Los Ángeles, ciudad definida dentro de las terciarias, capital de la provincia del Bio-Bio y comuna de Los Ángeles. Ciudad de comercio e intercambio con producción industrial: Iansa, Soprole, Puelche, Centrales hidroeléctricas como Alto Bio-Bio, Papeleras, Forestales, Producción de placas de maderas (En Cabrero). Desde aquí viajamos 4 o 5 veces a Concepción en el año, capital de la región del Bio-Bio, a Santiago 3 o 4 veces en el año, principalmente al centro de ella. También a Villarrica 2 o 3 veces al año especialmente durante el verano. De otros lugares como Valparaíso, Valdivia, Antofagasta, Punta Arenas, solo sabemos de su deterioro por los medios de comunicación y personas que viajan y se quejan de ello, preguntándonos muchas veces qué se puede hacer y qué hacen los arquitectos al respecto.

Extraída desde http://www.barriopatrimonialyungay.cl/

Nos llama la atención la similitud de problemas: atochamientos o tacos de vehículos, prácticamente todo el día en especial a las horas punta: mañana, tarde y mediodía. También la gentrificación en especial en Santiago (capital de Chile): barrio Brasil-Yungay, Bellavista, República. Igualmente el deterioro de lugares centrales como el barrio Estación , donde están los terminales de buses llenos de cités, seguramente también conventillos, ,pasajes y calles deterioradas, viviendas ruinosas, inapropiadas para esa función de servicio de transporte de buses, en todo sentido.

Vemos como se acercan a esos barrios las grandes construcciones de hasta 20 pisos sobre las deterioradas existentes que solo esperan para cambiar que las venda su propietario a alguna de estas inmobiliarias, para construir así otra torre. En toda las labores de “desarrollo” siempre hay un arquitecto que debe firmar los planos, que producen en realidad los ingenieros comerciales y otros técnicos que dependen de las inmobiliarias . Muchas veces me recuerda esto las torres gemelas de Indonesia de más de 40 pisos asentadas sobre barrios deteriorados de sus ciudades, con gente que sigue un ritmo de vida ancestral y su miseria, como esclavos en explotación, en Kuala Lumpur.

En Santiago es notorio el deterioro al sur de La Alameda hasta avenida Matta, como han desaparecido pequeñas plazas de barrio que acusaban en sus calles su origen rural, como la plaza de San Isidro. En el Barrio 10 de julio al sur de la Avenida Matta , la gente se ha movilizado y ha logrado parar este deterioro.

La única solución es que la comunidad se movilice y logre cambiar las cosas. Los arquitectos, antiguamente los planificadores, no se manifiestan ,no aparecen ni en los letreros de las inmobiliarias ,no existen,parece. No, ni en la vida social de El Mercurio donde antes se veía a Cristian Boza por lo menos, quien después de su condoro que se pegó, que refleja en toda caso el fondo de su pensamiento exclusivista y racista ,podemos decir, de toda la clase a la que él pertenece , lo han hecho mutis por foro.

La esperanza es que el pueblo conquiste sus poderes y se haga escuchar. Hace un tiempo atrás un profesor mío del doctorado, dijo que estaba esperanzado de la comunidad, que se logre expresar en tantas agrupaciones cientos de ellas , las de centros de madres, centros culturales, etc.,etc., que esperamos tomen la batuta y logren reconstruir las ciudades estructuralmente, donde solo son una materia informe de cientos de casas, ,conventillos o condominios ,citees,etc., sin equipamiento ,salvo comercial de grandes supermercados o malls y y pequeños minimarkets y locales comerciales o boliches, kioskos que ensucian el paisaje sin árboles, sin áreas verdes, sin ningún equipamiento.

Otras personas nos cuentan lo que está sucediendo en Valparaíso ,la destrucción de su patrimonio tan valorados por su belleza , esas tierras de mis abuelos ,me produce angustia saber de ello y no tengo ganas de saber más detalles de su deterioro, ahora ampliado por obras de las grandes transnacionales que van a hacer en Viña  del Mar, que van a reemplazar en terrenos ocupados por industrias de la bencina, por construcciones sustentables inmensos que taparan con sus torres a los vecinos que quedaran tras de ella.

Este es un mundo horrible del cual evidentemente no nos podemos vanagloriar ,como otras personas que han venido recientemente de Venezuela y se sienten orgullosos de lo realizado en su país y cómo superan el desabastecimiento que aplica la reacción, igual que lo hicieron en Chile con la Unidad Popular ,temiendo que se sigan agudizando las contradicciones y que tengan que emigrar a otro país ,al nuestro donde serán siempre bien acogidos, a pesar de las voces disidentes de la otra parte del espectro de su país, que quiere destruir todo lo realizado y racistas como lo son , no quieren inmigrantes .

Es un mundo horrible en el cual nos ha tocado vivir en que el modelo a pesar de todo no da para más, pero se sujeta por la minoría que se queda con el 10% del producto bruto y que presiona con sus poderes para no cambiar las cosas.

 1,394 total views,  1 views today

Dr,Profesor y Arquitecto.,ICA 914. A.G..... En esa sencilla línea se define a si mismo Osvaldo Cáceres, uno de los grandes arquitectos chilenos del siglo XX, testigo vivo y motor de la evolución de la arquitectura occidental tanto como arte, disciplina, método y enseñanza. Presencia importante a la vez que guardián de una historia que parece querer ser olvidada, la Arquitectura del Chile independiente o dicho de otra forma: de la república de Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *