Saturday, 23 October 2021

CHATARRA ELECTRÓNICA, UNA MINA ECOLÓGICA

INTRODUCCIÓN

Lo que se busca con este ensayo es hablar sobre una nueva estructura de extracción de recursos mineros dentro de un planeta que se encuentra en punto crítico, se habla de la minería urbana. Como se sabe, la minería en Chile es una de las principales fuentes económicas en nuestro país que suele ser altamente contaminante, provocando problemas de salud para sus habitantes y agotando los recursos de un ecosistema que se encuentra colapsado.

Actualmente nos encontramos atravesando una crisis sanitaria, la cual podría ser un punto de inflexión tanto para el ecosistema como para que el ser humano pueda comenzar a reflexionar sobre qué es lo que deseamos en el presente y para las futuras generaciones. La minería urbana, la economía circular y la bioarquitectura creemos que tienen un gran potencial para formar un equipo de trabajo con el planeta y el ser humano, ayudando al ecosistema y a sus habitantes.

 

DESARROLLO

En el presente nos encontramos en un confinamiento y distanciamiento humano en consecuencia de la Pandemia Covid-19, a muchos nos benefició en dedicarle tiempo a la familia, en conocer nuevos espacios, modificar recintos, en ordenar y asear nuestros hogares. Llevando a eliminar artículos o desechar artefactos innecesarios por defectos. Esto nos despertó la curiosidad en las demás personas y en sus viviendas. ¿Qué harán con sus artefactos tecnológicos que no funcionan?, ¿Los botarán directo al basurero o lo reciclan?

Según las investigaciones de las plataformas de fuentes confiables informaron que los chilenos producimos anualmente 9,6 kilogramos de residuos electrónicos o e-waste por persona. En el mundo se descartan 48,1 millones de toneladas de estos residuos por año, los que contaminan y ocupan espacio en basurales, aunque en realidad no son basura, sino que contienen una alta variedad de materiales que se podrían emplear como metales, plata, estaño, cobre, oro, etc.

Este novedoso movimiento se denomina como MINERÍA URBANA que es la recuperación de sus componentes en los aparatos electrónicos en desuso, disminuyendo los impactos de la exportación de los materiales desde otras partes del mundo, beneficia la reducción del uso de suelo, de la energía requerida y del agua demandada para procesos de extracción en yacimientos.

Según la Oficina Internacional del Reciclaje (BIR), al reciclar la mayor cantidad de chatarra de acero nos podría permitir un ahorro del 75%, y al ahorrar cobre se lograría un 85%. Lamentablemente se estima que solo el 20% de la chatarra electrónica pasa por este proceso, mientras que lo demás termina en los rellenos sanitarios o vertederos clandestinos aumentando la contaminación al medio ambiente.1

La minería urbana aporta en beneficio a la economía circular ya que, en la extracción de los componentes de los artefactos electrónicos se recuperan los materiales para volver a la etapa de funcionamiento, donde como meta es poner termino el “usar y desechar”. Según los expertos, calculan que los residuos electrónicos pueden alcanzar hasta 55.000 millones de euros al año en materiales.2

El reciclaje de metales resulta rentable, pero el medio ambiente sale perdiendo con estos procesos de fundir los metales (hornos) que liberan CO2. Pero puede que el reciclaje pronto deje de ser contaminante ya que, hay profesionales químicos investigando microorganismos, entre ellos las bacterias, algunas tienen la capacidad de sobrevivir en ambientes contaminados debido a su exposición constante a los compuestos tóxicos. Pueden llegar a tolerar, bioacumular y biotransformar metales pesados. Esta bacteria se descubre y nace con el nombre de Pseudomona Metaloides, su función es básicamente disolver los metales pesados, conquistar las partículas de chatarra y liberar los metales nobles.

El proceso biológico sólo libera la mitad del CO2 que el proceso fundido. Avanzar en la minería urbana, es aprovechar los recursos existentes teniendo como aliada a la ciencia y disminuyendo los impactos negativos de nuestro planeta tierra.

 

CONCLUSIÓN

La crisis sanitaria nos ha permitido reflexionar sobre qué es lo que queremos para el futuro del planeta, y este podría ser uno de los momentos donde se puede cambiar el curso de la catástrofe medioambiental que hay actualmente. Para poder lograr esto se necesita regular a ciertos entes que son los principales focos de contaminación: la minería.

La minería tradicional y la minería urbana son dos conceptos que poseen diferentes visiones, la primera es el resultado del sistema capitalista que poseemos, genera recursos, pero no posee conciencia sobre sus entornos, la segunda es consecuente con los recursos con los que contamos y que, a su vez, son limitados, además de ser un ejemplo de la economía circular.

La minería urbana nos propone una nueva visión, una mirada más ecológica y una manera de preservar los recursos, que en estos momentos son escasos y la extracción de estos es altamente contaminante. A diferencia de la minería tradicional, utiliza los recursos que ya fueron extraídos para ser utilizados nuevamente, esto quiere decir que es un proceso cíclico y se transforma en una manera de sana producción y de desarrollo.

Aun así, se nos plantean nuevos desafíos, principalmente desde el área de la ciencia, debido a la falta de experimentación a grandes escalas no se pueden observar los resultados que se producen en beneficio al medio ambiente y generar grandes cambios. Es por esto que las autoridades y personas con una alta influencia que se encuentran involucradas con el sistema tienen la obligación de generar grandes cambios a beneficio del medio ambiente teniendo como complemento a la ciencia.

 

PALABRAS CLAVES

Minería Urbana, Ecosistema, Chatarra electrónica, Contaminación ambiental, Economía circular.

CITAS

  1. Bureau of International Recycling. (2019, enero). Annual Report 2019 (N.o 15) p.14-17. https://www.bir.org/publications/annual-reports
  2. United Nations Environment Programme. (2019, 24 enero). Nuevo reporte: es hora de apostar por la economía circular para la basura electrónica. UN Environment. https://www.unep.org/es/noticias-y-reportajes/comunicado-de-prensa/nuevo-reporte-es-hora-de-apostar-por-la-economi

BIBLIOGRAFIA

Moraga, E. (2019, 30 enero). Los primeros pasos de Chile en la Minería Urbana. La tercera. https://www.latercera.com/pulso/noticia/los-primeros-pasos-chile-la-mineria-urbana/506931/

Yañez, M. (2020, 1 abril). LA PANDEMIA DE LA CONTAMINACIÓN. Economía Circular y Minería Urbana. https://mineriaurbana.org/2020/03/31/la-pandemia-de-la-contaminacion/#jp-carousel-389

Tercera versión de la Reciclatón e-waste recolectó 6,4 toneladas – Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas – Universidad de Chile. (2019, 7 diciembre). Ingenieria UChile. http://ingenieria.uchile.cl/noticias/149901/tercera-version-de-la-reciclaton-e-waste-recolecto-64-toneladas

 388 total views,  1 views today

Me llamo Javiera Salinas González, vivo en Santiago, Chile. Soy titulada de Técnico en Dibujo de Arquitectura y obras civiles, ejercí por dos años en una Constructora, momento que despertó una atracción por la Arquitectura, donde inició el apetito de hablar, pensar, crear y solucionar como los Arquitect@s. Así qué decrete hacer lo posible para adquirir esos conocimientos. El camino se mostró complejo y existieron derrotas, pero me fortaleció a tener resistencia por mis objetivos. Esto resulto ser provechoso ya qué, la universidad Austral de Chile (Valdivia) me recibió y comencé el viaje que tanto anhelaba de estudiar Arquitectura. ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- Chilota, ubicada entre las dalcas y las jibias, estudiante de arquitectura en modalidad pandémica en la Universidad Austral de Chile en Valdivia, alejada de mi hogar, pero desde ella. Mujer que defiende sus ideales, llena de ideas que no sé expresar y curiosa de descubrir hacia dónde vamos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *