sábado, 17 abril 2021

SOTERRAR LA LÍNEA FÉRREA, ¿SÍ O NO?…

Recientemente hemos recibido la noticia de que el Gobierno ha aprobado los recursos para el estudio de factibilidad de la deseada idea de algunos, de soterrar la línea del tren frente al gobierno regional o también denominado barrio cívico, en la ribera norte del río Bio Bio.

Foto aérea reciente de Concepción, Sector ribera norte río Bio BIo.

Desde la llegada del tren a fines del siglo XIX, Concepción y su sistema metropolitano fue configurando una estructura urbana determinada por el trazado de las líneas férreas, las que colaboraron en la formación de las áreas conurbadas, tan propias de nuestros sistema urbano metropolitano (Talcahuano – Concepción; Penco – Concepción; Coronel – Concepción; Chiguayante – Concepción). Se podría decir, que el tren fue y ha sido un elemento infraestructural dentro del paisaje urbano del gran Concepción. Sin embargo, frente a las nuevas tecnologías de comunicaciones y de transporte y, a los problemas crecientes de movilidad urbana que sufren nuestras ciudades, las actuales condiciones en que se encuentra nuestros ferrocarriles (tecnología atrasada y no renovada), ha hecho que este medio de transporte se vea como una barrera al desarrollo urbano.  Como por ejemplo, la recuperación del río para la ciudad.

Imagen de ideas de intervención en vía hacia el río. Fuente. Sitio Web Concepción al 2020. Municipalidad de Concepción.

Detengámonos en este punto. Como primera reflexión y crítica, hay que precisar que el tren en Concepción cruza y rodea toda la trama tradicional o fundacional de la ciudad, atravesando varias áreas residenciales, no solo frente al río por la ribera norte.  Entonces, si se va a soterrar, ¿donde se produciría el mayor beneficio social para la ciudad y sus ciudadanos? La respuesta lógica sería, por las áreas de mayor población, entregándoles áreas verdes, plazas y parques urbanos, tan escasos en nuestra ciudad.  Como segunda reflexión y crítica, el problema de la movilidad urbana pasa también por incorporar otros medios de transporte al sistema, como lo han hecho las grandes ciudades del mundo (tranvía, tren urbano, bicicletas, etc…). Entonces, ¿Por qué no aprovechar un trazado que ya existe y así bajar costos asociados? La línea férrea también puede ser vista como un trazado o estructura urbana a reutilizar para incorporar otros medios de transporte a la ciudad, como el tranvía. Vale decir, una oportunidad de desarrollar una red estratégica de espacios públicos a lo largo de todo su recorrido, beneficiando a toda la ciudad y al sistema urbano.

Diseño de supuesta estacion intermodal. Fuente: Sitio web Concepción al 2020. Municipalidad de Concepción.

Finalmente y no menor, el costo de este ambicioso proyecto de soterramiento ($3.000 millones) en una longitud no mayor de 6 a 7 cuadras se ve como un despropósito y no se entiende su objetivo urbano.  Lo que se ha anunciado de rescatar el parque y la plaza Bicentenario (eje cívico), mas la plaza España, se basa en un proyecto que se dejo de implementar hace mucho tiempo. Las cosas han cambiado, y el soterramiento que tanto se discutió y estudió en los años ’90, era en respuesta al proyecto urbano de la recuperación de la ribera norte del río Bio Bio para la ciudad.   Parte de ello se logro, el borde forma parte del paisaje de la ciudad y, donde el tren es uno más en este nuevo paisaje. Sin embargo y a modo de última reflexión, crítica y gran pregunta, la ciudad tradicional no llega al borde. Las sucesivas intervenciones y edificaciones de diferentes fuentes de financiamientos y calidad de diseño, han generado otros nuevos problemas. Hoy en día se tiene un borde marcado por un eje infraestructural (avenida costanera) y una serie de elementos aislados y autistas contiguos a este eje con fuerte predominio del auto. ¿Qué paso con el parque de borde? ¿El soterramiento del tren a más de trescientos metros del borde mejorara esta situación? ¿Qué pasa con los profesionales a cargo del   diseño de los espacios abiertos o públicos? ¿Dónde está el buen diseño?…

 1,702 total views,  1 views today

MARIA TERESA RODRÍGUEZ TASTETS es Arquitecta (1989) por la Universidad del Bio Bio, Chile y candidata a Doctora en Urbanismo por la Universitat Politécnica de Catalunya (UPC). Postgrado en Planificación de Asentamientos Humanos y Participación en la Escuela Arquitectura de la Royal Academy of Arts, Copenhagen (Dinamarca). Profesora de urbanismo en varias universidades. Actualmente es académica e investigadora de la Facultad de Arquitectura de la Universidad San Sebastián sede Concepción. Se encuentra desarrollando su tesis doctoral “VACÍO METROPOLITANO. Dispositivo abierto en una configuración urbana más adaptable para la ciudad de Concepción y su área metropolitana”. Ha publicado diversos artículos de los que destacan recientemente; Recreational Circuit "Move Towards the Green" Recognizing and Re-Defining Open Space as Resilient Urban Space. San Pedro de la Paz, Concepción, Chile. IFLA Newsletter. Resilient Cities. V 93, 2011. “The Influence of Urban Structure on Urban Resilience following an Earthquake” Journal of Urban Design. V 18, Nº2. 2013. “El Área metropolitana de Concepción (AMC) y el terremoto 27/F: elementos para una ciudad resiliente”. Cuadernos de Vivienda y Urbanismo del Instituto Javeriano del Vivienda y Urbanismo (INJAVIU) de la Pontificia Universidad Javeriana. Bogotá, Colombia. V 7, Nº 13. 2014

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *